Este lunes, el gobernador de Quintana Roo, Mara LezamJugó una carta particularmente arriesgada para enfrentar los desafíos que enfrenta esta entidad y ahora todo depende del cumplimiento real de los contratos y la transparencia en el uso de los fondos públicos.

Los principales empresarios y organizaciones de la industria turística de la entidad firmaron en la Universidad del Caribe el Acuerdo de Solidaridad, que respalda el paquete fiscal enviado al Congreso local y que incluye:

El impuesto de hospedaje aumenta del 3% al 5%, el impuesto de nómina al 4%, el impuesto de salud por noche a 26 pesos, y si a esto le sumamos el 16% de IVA, resulta que aproximadamente el 22% de la tarifa del hotel se utilizará para pagar obligaciones tributarias.

Lezama presentó un panorama complicado, con deuda a corto plazo heredada del gobierno anterior Carlos Joaquín González ocho mil millones de pesos; por lo que ahora se le acusa de no mejorar el estado de las finanzas públicas respecto a lo que les dejó su antecesor, roberto borge.

Además, la mandataria presentó un panorama difícil en materia de seguridad, en el que advirtió de los riesgos que esto significaría para la entidad y el turismo si el problema siguiera creciendo.

«Transparencia» era la palabra clave para tales empresarios Jesús Almaguerpresidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, cree que a pesar del aumento de impuestos, puede haber un mejor escenario para el turismo.

Si bien la propuesta de Lezama solo exige que una quinta parte de esos cinco puntos porcentuales del impuesto de hospedaje se gaste en promover el turismo, con la ocupación actual, eso asciende a entre $35 y $40 millones al año.

Un monto que no parece óptimo en comparación con lo que están invirtiendo otros competidores turísticos del Caribe, pero que abre la posibilidad de utilizar estos recursos de manera transparente.

Aunque algunos medios de Quintana Roo informaron que los empresarios habían subyugado al gobierno estatal por la promoción del turismo, el Acuerdo en realidad no estipulaba que los empresarios pudieran oler estos fondos.

Sin embargo, Almaguer dijo al espacio que saber que estos recursos se utilizarán en campañas de promoción y manejo de crisis, ante eventos naturales como los que han ocurrido en los últimos años, será un avance.

Por otro lado, valoró el compromiso de Lezama de destinar los fondos remanentes a otras actividades básicas, como infraestructura, mejoramiento de las condiciones de vida de los empleados, seguridad y programas sociales.

Quizás el único comentario crítico provino de Fernando BeristáinEl director general de Cozumel, quien como vocero del recién formado Consejo Hotelero del Caribe, dijo que el problema actual se debe a las malas decisiones de gobiernos anteriores porque los empresarios siempre han apoyado de facto los destinos de los trabajadores.

Javier ArandEl Director General del Consejo de Promoción Turística, Quintana Roo (CPTQ), no estuvo presente en la firma del Acuerdo porque, al compartir este espacio, debe actuar como un técnico encargado de incrementar la cantidad de turistas que llegan al país, haciendo el mejor uso de las herramientas y recursos que se le asignan a esta autoridad.

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *