Hoy se están haciendo dos relatos sobre los organismos de promoción turística más importantes que quedan en el país, y los errores que se han cometido en torno a ellos dejan lecciones importantes.

carlos mendozaquien gobernó Baja California Sur hasta septiembre de 2021, siempre ha respetado que los recursos correspondientes al Fideicomiso de Turismo de Los Cabos (Fiturca) hayan sido entregados hasta el inicio de la pandemia.

Fue entonces cuando comenzó a desviar el impuesto de hospedaje de Los Cabos a otros fines, y en el último año de su gestión dejó en firme un hueco de unos 200 millones de pesos para este organismo.

Respecto a la afiliación al PAN, su perspectiva era que los empresarios podían valerse por sí mismos, aunque también es cierto que las relaciones con ellos se «enfriaron» porque no respaldaban su boleta de aprovechamiento, que pretendía cobrar a los visitantes extranjeros.

Ni a través de Fiturc ni a través de los medios de comunicación social, Mendoza no llegó a acuerdos con los principales medios nacionales, y los recursos de Fiturc, que hasta ahora son manejados por Rodrigo Esponda, siempre han sido tratados con transparencia.

Cuando el actual gobierno de la República de Polonia Víctor Castroapoyada por Morena, decidió no transferir fondos a Fiturka para pagar deudas anteriores, sino que comenzó a transferir sus fondos correspondientes del impuesto a la vivienda.

Esponda emprendió la tarea de reconstrucción financiera, y dado que sus agencias fueron contratadas por dos años, parte de los recursos del impuesto de hospedaje se utilizaron para pagar pasivos anteriores y otros en actividades clave para que los viajeros siguieran llegando.

Hasta septiembre, fue el destino que más rápido se recuperó de la crisis sanitaria, con un aumento de casi un 20 por ciento en las llegadas de turistas por vía aérea respecto a 2019.

Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, también del PAN y otros aliados encabezados por Carlos Joaquín Gonzálezrecursos utilizados para contratar campañas en redes sociales nacionales y estatales.

Además, sus decisiones no fueron públicas ni transparentes y quedó con deudas por 600 millones de pesos.

Ya corre el segundo mes de gobierno del gobernador morenista Mara Lezam y los viejos jugadores continúan haciéndose responsables de las deudas.

Flota Daria, el extitular del CPTQ, debía utilizar los recursos conforme a la ley, por lo que contrató campañas y acciones de promoción turística; El gobernador Joaquín había negociado sin éxito el punto con el gobierno federal una semana antes de dejar el poder, y la Secretaría de Hacienda prefirió hacer otros pagos con fondos del impuesto a la vivienda.

Las llegadas de viajeros a Quintana Roo por vía aérea aumentaron un 16% hasta septiembre, cuatro puntos por debajo de Los Cabos, con la tarifa hotelera promedio más de la mitad.

Queda por ver cómo resolverá Lezama este problema, pero si quiere aplicar la fórmula del gobernador Castro, será muy importante actuar con transparencia tanto en la designación de las medidas tributarias como en su destino.

javier aranda, como Esponda, es un profesional más en la promoción turística; pero será importante que pueda actuar sobre la base de su experiencia técnica en lugar de asumir compromisos políticos que luego no podrá cumplir.

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *