París: el destino más soñado de Europa

Turismo en París

París es una ciudad única con la que muchos sueñan con visitar antes de morir. Las razones son muchas: la espectacular vista que puedes tener de la Torre Eiffel desde el río Sena, su maravillosa gastronomía, sus calles llenas de encanto y su impresionante arquitectura que nos habla de la historia europea, una de las más antiguas del mundo. Además, muchas personas aman el francés, idioma conocido como el del amor gracias a su sensualidad y lo que evoca cada uno de los rincones de este maravilloso país.

París es uno de los destinos más solicitados por los viajeros a nivel mundial, y vaya que hay razones para serlo. Tomar un buen vino en uno de los tantos afamados restaurantes parisinos, comer en la cima de la Torre Eiffel, que te pidan matrimonio dentro de los diferentes pisos de ésta o simplemente maravillarte con el glamour, la moda, cultura e historia que posee esta ciudad, son algunas de las características que atraen a millones de personas a la capital francesa.

En la ciudad de las luces no te aburrirás ni un segundo, ya que cuentas con miles de atracciones por visitar. Por este motivo es ideal que planees un viaje de al menos cinco día, para conocer todos aquellos sitios que harán tu sueño más grande realidad.

Sueño cumplido

Para muchos, visitar la Torre Eiffel es un sueño, por lo que durante tu visita a esta ciudad es imprescindible que hagas una parada en este maravilloso lugar, preferiblemente de noche, ya que será el espectáculo más bello que tus ojos jamás hayan visto.

Esta obra de arte fue concebida por el talento y creatividad de Émile Nouguier y Maurice Koechlin, dos ingenieros que estaban a cargo de la construcción del centro de centro de atracción que conmemoraría el centenario de la Revolución Francesa. Sin embargo, no fue sino Gustave Eiffel, quien terminó ideando toda la estructura de este monumento, que duró construyendóse dos años, dos meses y cinco día gracias al apoyo de 250 obreros.

Paris with Seine River Cruise - Our World Travel Selfies
Paseo en barco por el río Sena, una de las mejores actividades que puedes realizar en París.

Lo más característico de la torre es que cuenta con 324 metros de altura, en donde podrás disfrutar de los mejores paisajes parisinos. Si quieres vivir una experiencia sin igual deberás comer en el restaurant The Jules Verne que se encuentra en la punta de esta joya arquitectónica; eso sí, tendrás que cargar un presupuesto amplio para ello, puesto que no es nada económico.

Si quieres hacer algo especial por tu pareja puedes llevarla a comer en La Bulle Parisienne, restaurante ubicado justamente abajo de la Torre. Si la relación es estable y quieres dar el siguiente paso, tienes la oportunidad de oro para pedir matrimonio en esta especial parada.

Reserva un hotel a través de: http://booking.com

Después de tomarte tu respectiva foto frente a la Torre Eiffel, un buen plan es hacer una caminata por el parque du Champs de Mars, un hermoso jardín parisino que se encuentra ubicado entre el monumento y la Escuela Militar de la ciudad. Nada más con sentarte cerca de este lugar, encontrarás la tan anhelada paz que tanto habías buscado.

Muy cerca de allí te toparás con los cruceros de una hora por el río Sena, que te dará un recorrido rápido por los mejores sitios de la ciudad. La entrada es de apenas 12 euros y lo puedes reservar con anticipación en internet.  ¡No hay nada como ver a la Torre Eiffel desde una embarcación!

Uno de los sitios imprescindibles que debes visitar es el Arco del Triunfo, el cual se encuentra ubicado en el distrito VII de París, justamente en la plaza Charles de Gaulle. Napoleón Bonaparte ordenó crear este monumento de 50 metros de altura, para conmemorar la víctoria de su causa dentro de la Batalla de Austerlitz (evento histórico que se generó a través de una disputa entre el zar ruso Alejandro I y el emperador austríaco, Francisco I, por la insistente lucha de poder).

Como dato curioso acerca del Arco del Triunfo, se puede decir que su construcción duró 30 años. Napoleón lo mandó a construir, pero no fue sino hasta el Gobierno de Louis-Philippe que los parisinos pudieron disfrutar de este maravilloso monumento. ¿No es increíble?

Muy cerca del Arco del Triunfo se encuentra un pequeño monumento denominado Tumba del Soldado Desconocido, el cual rinde un sentido homenaje a los soldados franceses que perdieron su vida durante la Primera Guerra Mundial, cuya identidad quedó bajo el anonimato.

Después de tu parada en el Arco del Triunfo, puedes coger la línea 1 del metro de París para visitar otros de los puntos emblemáticos de la ciudad: El museo de Louvre, uno de los más importantes del mundo. En tan sólo 12 minutos estarás en este magnífico lugar, eso sí, deberás hacer una larga fila si quieres entrar para ver las mejores obras de arte en sus diferentes corrientes.

También puedes leer: Bruselas: el destino chocolatero por excelencia

Con una exquisita forma piramidal, el Louvre fue abierto al público parisino en 1793, para mostrar las colecciones de la extinta monarquía francesa, al mando de Luis XVI de Francia. En la actualidad, podrás deleitar tu mirada con joyas artísticas como La Gioconda de Leonardo Da Vinci; La Venus de Milo de la antigua Grecia; entre muchas otras.

La entrada al museo es de apenas 17 euros por persona, mientras que los menores de 18 años pueden entrar completamente gratuito. Un increíble plan familiar, si quieres que los más pequeños de la casa se culturicen a través del arte.

Después de maravillarte con las obras en el Louvre, puedes nuevamente coger la línea 1 del metro para trasladarte a la Catedral de Notre Dam. ¡Una de las iglesias más bonitas de Europa!

La Catedral de Notre Dame, de un impresionante estilo gótico tardó 82 años en ser construída, y a lo largo del tiempo, sufrió varias reformas para mejorar aún más su aspecto. 

Pese a que la Catedral sufrió un grave incendio en el 2019, su belleza quedó intacta. Basta con ver sus fachadas para quedarse anonadado por cada uno de los detalles llenos de historia que ella posee. Aquí se coronó como rey de Francia, Napoleón Bonaparte; además de beatificar a la campesina Juana de Arco, considerada como la heroína de Francia por su participación en la Guerra de los cien años.

Se apertura investigación sobre el incendio de Notre Dame

Si eres religioso, es imprescindible que realices una parada turística en la Saint Chapelle, catalogada como una de las más hermosas del mundo. Construída entre 1241 y 1248, esta iglesia de estilo gótico cuenta con unos impresionantes vitrales que te dejarán anonadado.

Sensualidad a todo dar

Se considera que París es la ciudad del amor y la sensualidad, premisa que no está nada alejada de la realidad. Nada más con visitar el Moulin Rouge, podrás evidenciarlo. Este cabaret creado en 1888, es uno de los más afamados del mundo por su espectáculo lleno de trajes de alta costura.

Moulin Rouge Paris - kaartjes voor de show • Come to Paris
Moulin Rouge.

El erotismo combinado con el glamour son algunas de las características que definen al sitio, objeto de varias historias de ficción hollywoodense. La entrada para este espectáculo es de 97 euros por persona, pero ten en cuenta que cada centavo valdrá la pena.

Un plan más terrorífico

Si tienes la sangre fría, puedes visitar las Catacumbas de París, hogar de al menos 6 mil cadáveres. Este sitio es bastante estrecho, razón por la que si sufres de caustrofobia es mejor que no vayas.

Catacumbas. La historia que se esconde bajo las calles de París ...
Catacumbas de París.

El recorrido es corto, ya que no se pueden visitar los 300 kilómetros de extensión con las que cuentan las catacumbas; pero el tiempo que estés allí será invaluable para tu experiencia turística. La entrada a este espeluznante lugar es de apenas 13 euros para los adultos mayores de 26 años; mientras que los jóvenes menores a esta edad tendrán que cancelar sólo 11 euros.

Deseas seguir disfrutando de esta maravillosa guía turística, presiona clic aquí

1 comentario en «París: el destino más soñado de Europa»

Deja un comentario